Image

HISTORIA DEL CLUB NAUTICO DE SANTO DOMINGO

Para entender cómo se llega a la conformación del Club Náutico en 1965, es necesario hablar un poco de la Era de Trujillo. Con la salida de los Trujillo y la caída del régimen dictatorial al compás de los gritos de “Libertad, Libertad, Libertad’’, se abría todo un nuevo mundo de libertades que hasta ese momento habían sido reprimidas. Una de estas libertades era la asociación que sirvió de base para retomar las tertulias, peñas y reuniones de grupos con distintos fines, sin temor de ser espiados o acusados de conspiradores contra el régimen.

Es en una de estas tertulias de pescadores deportivos, en el año 1963, en la cual ‘‘reunidos en casa de Don Luis Nadal, un grupo de amigos de intercambio social en el que se encontraban el Ing. Arturo Gigante y los fenecidos amigos Chelo Matos y el Coronel Álvarez Albizu, nace la idea de la creación de un Club Náutico’’. Pero, como en la historia no es un solo evento el que determina un hecho, si no la simbiosis de varios, a la creación del Club Náutico le sucedió lo mismo. Y podemos empezar con aquellos eventos que le tocó llevar a cabo al grupo integrado por Arturo Gigante, Louis ‘‘Lulú’’ Robles, Oscar Bergés, Wallito Heisen, Marcelo Moya, Luis Nadal y Fabito Herrera, quienes, mientras estaban en Palmar de Ocoa, ponderaban la idea de constituirse en club deportivo.

Convencidos de que las ideas expuestas en tertulias se las lleva el viento, pasaron del pensamiento a la acción, cuando este grupo de pujantes líderes decidió conformar un comité gestor que se encargara de dar vida al proyecto, escogiendo como presidente del mismo a Luis Nadal Aciego y como miembros, a Louis J. Robles, Arturo Gigante, Marcelo Moya y Oscar G. Bergés.

Las reuniones de ese Comité Gestor se hacían en el Roof Garden de la Cervecería Nacional Dominicana, el cual había sido gestionado por otro pescador ocoeño Fernando Mañón, para apoyar esos fines. Tanto Robles como Gigante, viajaron varias veces a la vecina isla de Puerto Rico para conocer los detalles de distintos clubes náuticos de esa isla, en especial del Club Náutico de San Juan, que sirvió de modelo para poder conformar el de Santo Domingo. El Dr. Oscar G. Bergés se responsabilizó de tomar esas ideas, plasmarlas y estructurarlas legalmente en lo que luego sería el primer estatuto del Club Náutico de Santo Domingo, Inc., que fue moldeado en los estatutos del Club Náutico de La Habana (Cuba) y del Club Náutico de San Juan (Puerto Rico).

Con la finalidad de formalizar los estatutos, requisito indispensable para solicitar la incorporación del Club, se convocó a una reunión que se celebró el 10 de febrero de 1965. El entusiasmo del grupo original de pescadores, fue contagiando a otras personas hasta llegar a 66 socios, cuando se reunieron para refrenar los estatutos fundadores del Club. Inmediatamente fueron aprobados los estatutos, se sometieron ante el Poder Ejecutivo con miras a obtener el decreto que hacia efectiva la incorporación de esta entidad sin fines de lucro.

Image